«Seamos libres, lo demás no importa nada» (General José de San Martín)

Los alumnos y alumnas de segundo grado fueron los protagonistas del acto que se realizó en conmemoración al fallecimiento del General, José de San Martín.

Con gran escenografía y puesta en escena. Los chicos y chicas de segundo grado viajaron en el tiempo y de esa manera contaron la vida de José de San Martín, el hombre de una causa: la causa de la Patria. No lo entristecieron ni la calumnia ni las intrigas, porque el corazón de los hombres templados en la lucha, no cede ante la acción destructora del tiempo. Por eso hoy no debemos ir a buscar ejemplos ni imitaciones en ninguna parte, cuando tenemos en nuestra historia la página más pura que la humanidad ha producido hasta nuestros tiempos.

Compartimos las palabras de la señorita Lorena Orué que expresó a los alumnos y alumnas como a las familias presentes:

“La vida del Gral. San Martín no es para ser solamente mencionada: es para ser imitada, para que sirva de ejemplo y para que desde la inmortalidad de su hazaña prodigiosa siga enseñando a millones de argentinos.

El Gral. José de San Martín, no sólo es nuestro héroe nacional, Propulsor de la Declaración de Nuestra Independencia el 9 de Julio de 1816.

También fue quien con sus esfuerzos contribuyó a la liberación de varios países de América. Por esto, recordemos a este héroe que hermana nuestros pueblos latinos.

Hoy 17 de agosto, conmemoramos su muerte, el paso a la inmortalidad del libertador de América y padre de nuestra patria.

Un día como hoy, pero del año 1850 dejó de existir un luchador contra la corrupción de aquella época, un ejemplo moralizador en cada uno de sus actos.

Preocupado por las necesidades imperantes de nuestro país, no dudó en reducir sus haberes que percibía como militar ni titubeó en rechazar ascensos propuestos por su excelso desempeño en sus tareas.

No sólo basta con manifestar admiración y respeto por su trayectoria. Es necesario convertirnos en dignos herederos de sus virtudes éticas y morales….

San Martín fue el hombre de una causa, de ahí su extraordinaria grandeza. A esa causa ofrendó su vida; a esa causa rindió su espada; para esa causa fue genio, y por esa causa fue proscripto.

Es justo recordar, que San Martín no fue un héroe solitario. Sino que le tocó jugar un rol protagónico en esa gran obra colectiva, que fue la campaña libertadora. Por eso, en este acto, debemos rendir tributo también, a ese enorme número de mujeres y hombres anónimos que participaron de los esfuerzos y sacrificios necesarios para emancipar a nuestros pueblos.

El mejor homenaje que podemos hacerles, no es con palabras sino con acciones.

Sepamos honrarlo, intentando imitar sus valores en nuestras vidas.

¡Viva la patria!”

compartir noticia

últimas noticias

Contacto

¿Estás interesado en el Instituto Obras? Para informes e inscripciones escribinos.

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

Y recibí todas las novedades de Instituto Obras en tu casilla de correo.