Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ser docentes hoy de los futuros egresados

Las señoritas de las salas de cinco años, Anabella Goyeneche, Constanza Linares y Flavia Schultheis, abrieron su corazón hacia toda la comunidad rockera con una carta profunda sobre los tiempos que corren en la educación. “Ser docentes hoy de los futuros egresados. Ser docentes hoy desde lo virtual», expresaron.

ZOOM, Vídeos, Conectividad, palabras actualmente de uso diario, nos hicieron comenzar un proceso de virtualización y nuevas prácticas que modificaron nuestra planificación anual y prácticas como docentes. 

Fue necesario realizar cambios en las metodologías comunicativas, la participación y el diálogo, para el mejoramiento y acompañamiento en el proceso de aprendizaje de los chicos y las chicas de la sala.

Toda práctica se convirtió en ensayo, permitiéndonos el error no como una mirada negativa sino como búsqueda del saber, aceptándolo como un síntoma de avance y crecimiento.

Muchos de los proyectos o ideas que fuimos pensando al llevarlas a cabo no tenían buen resultado, esto nos llevó a repensar otras estrategias y aceptar como docentes que también continuamos aprendiendo de la teoría pero también desde la práctica.

Un contexto social en crisis representa siempre un desafío para la educación, en el cual se debe responder aceleradamente, pero igualmente se convierte en una oportunidad para la innovación y el desarrollo de nuevas competencias.

En un momento caótico personal y social, tuvimos que trascender lo físico, lo arquitectónico, lo corporal, poniendo énfasis en la creación de vínculos y dejar de lado los contenidos que estábamos acostumbradas a trabajar dentro de la Sala. 

Por primera vez sucede que en el hogar están las familias trabajando, los/as chicos/as estudiando y nosotras, las docentes, haciendo el esfuerzo de adaptarnos a los diferentes escenarios. 

Se multiplicó el trabajo docente, la planificación habitual se trastocó por completo ya que la dinámica de enseñanza-aprendizaje en el hogar no es la misma que en la escuela.

Para llevar a cabo nuestras propuestas, fue fundamental conocer profundamente las diferentes realidades de las familias y de los/as chicos/as, como así también tener en cuenta sus tiempos y recursos para tratar de acercarles los conocimientos a través de una pantalla, lo cual no es la misma modalidad que en el Jardín.

No fue fácil, ya que también debíamos adaptarnos a nuestras dinámicas familiares dentro de nuestro ámbito y a la vez incorporar nuevos conocimientos acerca de la tecnología, ayudándonos unas a otras para comenzar a utilizar diferentes programas y plataformas para acercarles a los/as chicos/as las propuestas, permitiéndonos estar en contacto con ellos/ellas y a la vez lograr un intercambio con la posibilidad de ver las actividades que iban realizando.

En todo momento las familias de Sol y Luna y Arco Iris, en su último paso por el Jardín, se mostraron abiertas y dispuestas a llevar a cabo cualquier propuesta por parte de las docentes, lo cual nos anima a seguir esforzándonos.

Sostenemos, hoy más que nunca, que es fundamental el trabajo junto con las familias para acompañar a los/as chicos/as.

Como siempre les decimos  GRACIAS!!!, ya que son nuestro puente para poder llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje en tiempos de aislamiento social.

ANI, CONI y FLAVIA

compartir noticia

últimas noticias

Contacto

¿Estás interesado en el Instituto Obras? Para informes e inscripciones escribinos.

SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN

Y recibí todas las novedades de Instituto Obras en tu casilla de correo.