Sentimiento de pertenencia



Sentimiento de pertenencia

El Instituto Obras no es sólo un establecimiento educativo, sino también un lugar en el que crecen personas de bien, a través de valores y enseñanzas inquebrantables.

Son muchas las familias que, desde 1977, han recorrido los pasillos de Obras Sanitarias. Todas ellas han nutrido la historia del colegio, y han dejado huella con cada alumno formado y recibido en las aulas que se encuentran en la Avenida del Libertador.

Valentina Ceresetto y Sofía Giménez, alumnas que pertenecen a la institución desde sus dos años de edad, egresaron en 2018 del Nivel Secundario. Toda una vida dentro de la institución, forjando una amistad para siempre.

Ambas egresadas ingresaron al jardín del Instituto Obras con Nancy Romero como Directora. Nancy, en la actualidad, se mantiene en el cargo. “Desde que entramos, siempre nos cuidaron mucho. Tenemos los mejores recuerdos, fueron años de mucha alegría, aprendizaje y diversión”, dijo Sofía. “Nosotras entramos y saludamos a todos. Siempre nos sentimos cómodas, y lo que destacamos es que tuvimos la libertad y educación que nuestros padres quisieron para nosotras, por lo tanto estamos agradecidas por eso. Son muchos años, recuerdos y vivencias dentro del club”, agregó Valentina.

A la hora de hablar sobre qué es Obras para ellas, la respuesta es directa y clara: “Obras es familia. En todos estos años se generó con los docentes un círculo cercano, y el sentido de pertenencia lo tenemos desde que nos
pusimos por primera vez el uniforme de la institución. Obras siempre nos ofreció seguridad, y para nuestro crecimiento fue fundamental la contención y el apoyo que tuvimos por parte de todos los docentes y directivos”.

Para Obras, el deporte es una herramienta importante para el desarrollo de todos los alumnos.

“El deporte es genial. Los profesores son muy buenos, y las instalaciones para realizar todo tipo de actividad es insuperable. También, es un incentivador para que todos los chicos, desde el primario, realicen deportes y comiencen a incorporar el sentido de pertenencia que nosotras tenemos. Para mí fue una de las mejores cosas que nos ofreció el colegio”, comentó Sofía.

Además, el Instituto Obras ofrece la posibilidad de tener un nivel de inglés elevado, con el fin de que puedan tener una herramienta más de cara a su próspero futuro.

“El idioma ha mejorado mucho, algo fundamental para nuestro desarrollo. El inglés es una herramienta muy importante para comenzar nuestra nueva etapa, así que agradecemos a la coordinadora Paula Larrayoni porque le dio más trascendencia en este último tiempo”, dijo Valentina. “No tengo ganas de irme. Estamos acá desde los dos años, y será muy difícil salir hacia nuevos horizontes. Si bien quiero llegar a la vida “adulta”, también será complicado despegarse de este lugar que fue muy importante para nosotras”, agregó.

Con mucho cariño, amor y emoción, Sofía y Valentina terminaron una etapa que será el trampolín para lo que viene. Sin duda, el Instituto Obras fue la pieza fundamental, junto con la educación de sus padres, para que sean personas de bien, con valores, sentimientos, metas y objetivos.

Desde la institución, solo queda agradecerles por confiar, respetar y querer a Obras. Las puertas, para ellas, siempre estarán abiertas.


Comments are closed.